28 de julio de 2010

Superwoman

Joder. Casi no puedo respirar. ¿Qué me pasa? ¡Uf! Me falta el aire. Quizás debería… Sí. Parar el coche. Aquí mismo… ¡Qué calor! Igual si me quito el pañuelo… Ahora tendría que estar mejor. Pero no. ¿Por qué no me llega el aire a los pulmones?... ¡Y el corazón! Nunca había latido tan rápido… ¡Dios! ¿Y si no llego a recoger a los niños? ¿Y si me cierran el súper?... Pero venga, Carla, respira… Inspira… Espira… Inspira… ¡Ya sé lo que me preocupa! El maldito informe. Debería estar terminado mañana. Y va a ser imposible con la cena de esta noche… Claro, que a eso sí que no puedo renunciar. Sé que Javier no lo toleraría... Pero mi jefe… Mi jefe me mata. ¡Uf! Y aún no he recogido los malditos taconazos de la zapatería. Joder. Me falta el aire... Tengo que tranquilizarme. Respirar. Inspirar… Espirar… Inspirar… Mierda. No he pedido hora para hacerme la cera… Lo que me faltaba… Pero tranquila, Carla, que esto del estrés es un invento occidental… Y en dos días estás en la playa… Con las mismas preocupaciones aunque, eso sí, en la playa…

En una de estas me largo. Pero sola.
En una de estas me largo...



15 comentarios:

El callejón de los negros dijo...

Je je je je creo que el Caribe está todavía demasiado cerca para Carla. Mejor un viaje más profundo en el cambio social.

Besos
Antonio

Juanma dijo...

Ay, Carla, qué hermoso nombre y qué bonita letra. Suerte.

Un par de besos, sí, para mi chica favorita.

mamen dijo...

Me apunto. Un beso.

mamen dijo...

Me apunto. Un beso.

Gabiprog dijo...

Pues a según quién le dejaba yo solo huevos... Que la tortilla se la hace uno!

:D

Carlos dijo...

Buenísimo relato Té, a veces la presión impide siquiera que le de tiempo a evadirse.
Me gustaría conocer a quien está cronómetro en mano metiéndole prisa a un mundo que aun no sé por qué corre tanto para unas cosas y es tan lento para otras, el hambre por ejemplo.

Un abrazo y feliz verano!

Ludwig Constantine dijo...

Hola Té. Dos cosas:

- Hace demasiado que no nos vemos.

- Hay novedades importantes en mi blog. Pásate cuando puedas.

Un beso.

La gata Roma dijo...

Jajaja, me ha recordado a tantas mujeres que conozco…
Y luego valoramos grandes azañas que no son tan grandes realmente…
Kisses

Pedro dijo...

Pobre compañero de Carla! No? Qué va a hacer cuando acabe con la tortilla? Je, je...

mariapán dijo...

Ostras...como lea esto mi madre... te pone una estatua...jajaja

Esto es lo que tienen los inventos occidentales o el simple capitalismo...en fin, no sé bien qué sería mejor; aunque la opción esa de la escapada... ayyyy, no me desagrada en absoluto...

Besos linda!

marimonti dijo...

Este año lo he probado y es una aúténtica gozada tener tiempo para una misma y hacer lo que te apetece, realmente. Sin fecha en el calendario, sin horas en el reloj... De veras que lo recomiendo. Te cura hasta el alma.
Sólo han sido unos días, aunque suficientes, porque claro luego el apartamento se llena de OKUPAS jajajaja.
Un beso muy gordo Té y no olvides que te quiero.
P.D Ya he vuelto a la cruda realidad. Besos.

mariapán dijo...

¿dónde estás?

dijo...

He estado un poco perdida, pero ya vuelvo a las andadas. Gracias por vuestros comentarios. Espero que después de mi ausencia sigáis ahí...

dijo...

Estaba pensando que después de esto igual hasta vuelve Carla del Caribe...

Luis Rafael García Lorente dijo...

Mi rotunda admiración y simpatía por estas mujeres que lo dan todo por su familia, pero ¿por qué si viéramos un hombre en el mismo papel, pensando en ese momento en los valores de la bolsa, en como aumentar el volumen de ventas, en por qué no cuadra el balance más bien pensamos que es un hombre gris y aburrido? A mí me parece, Té, que no has querido escribir sólo un microrrelato feminista sino una metáfora conmovedora de la naturaleza dual de la vida, que está entre lo social y lo individual, la inteligencia y la emoción, el concepto intelectual y la cosa en sí. En otras palabras tu relato trata acerca de qué somos, si seres corrientes o criaturas únicas y extrañas que se acaban diluyendo en el infinito y cuya materia es el Amor.