14 de septiembre de 2012

Lo efímero


Vine a este sitio a ser yo misma,
y en este entorno de sigilo que es la vida
me he convertido en el agua que bajo mis pies corre,
he sido el vaivén de las orillas colmadas
y he aprendido a convencerme de lo efímero.

A veces,
ya lo sabes,
me gusta hacerlo sin pensarlo.

5 comentarios:

Carmela dijo...

Buenísimo Té; antes que nada, felicitarte y darte las gracias y la enhorabuena por retomar el mundo blog, te echaba de menos por estos lares, feliz ahora por leerte de nuevo.
Preciosa foto y mejor texto, ritmo y sentido, el binomio perfecto.
Besos y abrazos siempre.

María Socorro Luis dijo...


Bello poema. Me encanta el final.

Feliz regreso, Te.

Muchos besos.

Antonio Aranda Colubi dijo...

Disfrutar lo efímero es lo más parecido a ser eterno.

Carlos dijo...

Fue un 23 de agosto cuando me preguntaba que era de ti. Y un 23 después convierte en efímera tu ausencia, porque de nuevo estás asomada a esta ventana, siempre abierta.

Bienvenida!!

Un abrazo Tè

Rascaviejas dijo...

Ya era hora, compañera. Nunca es tarde si la dicha es tan buena...